Noticias

Lesiones musculares

By: | Tags: , , , , | Comments: 0 | mayo 5th, 2016

Las lesiones musculares son un problema común en quienes se ejercitan para mantenerse en forma ya que, de acuerdo con las estadísticas disponibles, cerca del 30% de los deportistas de alto rendimiento sufren alguna dificultad de este tipo. Las causas pueden ser externas, como cuando se recibe un golpe, pero en su mayoría son internas, es decir, generadas por alteraciones dentro del organismo.
En este segundo grupo encontramos afecciones con distinto nivel de gravedad, siendo la de mayor consideración el desgarre o ruptura de fibras musculares por estiramiento exagerado y uso continuo de alguna extremidad, y cuyo riesgo de padecerse se incrementa por cansancio, falta de calentamiento y preparación física inadecuada.
Cabe hacer hincapié en que el diagnóstico certero y la terapia oportuna son muy importantes para lograr la buena recuperación de este problema, ya que al recibir atención deficiente se favorece que la lesión se repita e, incluso, limite o interrumpa la carrera deportiva de un practicante. Por ello, es muy importante que quienes se dedican a acondicionarse físicamente lleven a cabo una serie de sencillas medidas de prevención que les permitan obtener, sin riesgos, todos los beneficios que el ejercicio ofrece al organismo.

De distinta naturaleza

Los músculos son tejidos que se distinguen por su capacidad para estirarse y contraerse, y cuyas células, de forma alargada, se agrupan para formar fibras o fibrillas. A su vez, dichas estructuras se unen en fascículos, y varios de éstos son los que en última instancia constituyen al vientre o cuerpo muscular.
Gracias a esta constitución anatómica pueden actuar como «cuerdas» de notable resistencia que «tiran» de los huesos, cartílagos, articulaciones u otras estructuras, a fin de hacer posibles los miles de movimientos con que desempeñamos nuestras actividades: caminar, comer, conducir un automóvil, interpretar música con un instrumento, hacer arreglos en el hogar o utilizar la computadora.
Realizar ejercicio físico nos permite darles acondicionamiento y fortaleza, pero también, cuando la práctica es inadecuada, se pueden desencadenar problemas diversos:
Calambre. Es una contracción súbita, involuntaria y breve de las fibras musculares, que por lo general se relaciona con deshidratación, mala circulación sanguínea o falta de minerales como sodio, potasio y magnesio.
Contractura. Se produce porque los músculos se contraen en forma involuntaria y persistente, generando zonas de mayor dureza (nódulos) que se reconocen al tacto. Es dolorosa, aunque no reviste gravedad, y se debe a causas tan diversas como temperaturas extremas, esfuerzos físicos inusuales y estrés.
Distensión o tirón. Se debe a un esfuerzo que excede las posibilidades del músculo para responder adecuadamente: las fibras se estiran más de lo que pueden y, como consecuencia, sufren una contracción rápida, violenta y dolorosa en cuanto se detiene la actividad física. Suele suceder por falta de calentamiento antes de practicar deporte, adoptar posiciones incómodas, levantar objetos pesados, entrenamiento excesivo y forzar a un músculo cansado o contracturado.
Una distensión demasiado severa es, precisamente, la causa del desgarre muscular, ya que el esfuerzo excesivo ocasiona la ruptura parcial y hasta total de un músculo. Los síntomas generales que distinguen a este problema son sensación de quemadura o ruptura, dolor, inflamación, moretón o hematoma en la zona afectada (se trata de hemorragia interna por ruptura de vasos capilares) y dificultad para mover al músculo afectado.
Yendo más a fondo, podemos distinguir tres tipos de desgarre, dependiendo de la gravedad de la lesión sufrida:
Fibrilar. Es el más leve de todos, pues la ruptura sólo se da en algunas fibras. Se manifiesta con dolor que, a pesar de ser molesto, permite realizar actividades; también genera pequeño moretón y dificultad para efectuar estiramientos en la región afectada.
Fascicular. Es el más común y su gravedad va de moderada a severa. Al hacer sobreesfuerzo, el deportista siente como si fuera golpeado por una piedra que le han lanzado; el dolor es paralizante y se presentan hematoma o moretón notorio.
Total. Se trata de una emergencia médica, pues ocurre cuando el cuerpo muscular se ha desgarrado en su totalidad. El dolor es extremadamente severo, la inflamación muy notoria y la hemorragia interna importante. La movilidad de la región afectada es imposible sin ayuda.
Atención inmediata
Aunque el diagnóstico y tratamiento de un desgarre son labor exclusiva de un médico del deporte o kinesiólogo, es indispensable aplicar medidas de primeros auxilios a la persona afectada mientras se le traslada al especialista:

You must be logged in to post a comment.

Abrir Whatsapp
¿Necesitas Ayuda?
CMA
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?